Este año no estoy en el festival de jazz (y me pregunto por qué)

(Una visión autorreferencial que, por una vez, me la permito. Pido disculpas, conciente de mi nula objetividad).

De las seis ediciones -sin contar la actual- que ya pasaron del Festival de Jazz de Buenos Aires participé en cuatro (para más datos ver aquí).

La primera vez en la edición nº 1, ofreciendo mi portal de entonces (JazzClubArgentina.com, hoy no operativo) como plataforma web del evento, ya que en esas épocas los organizadores no contaban con un sitio propio.

La segunda, en 2003, proponiendo, organizando y coordinando dos mesas redondas con la participación de músicos y especialistas, inaugurando este tipo de actividad reflexiva en el Festival. Una de ellas está transcripta aquí

La tercera, convirtiendo al Centro Cultural Konex de entonces en una sede del Festival, con un ciclo de cine, una muestra plástica, conferencias, mesas redondas y conciertos, además de un homenaje a Horacio Larumbe a poco de su fallecimiento, con la proyección de su último concierto de jazz realizado en nuestro ciclo Jazz y Vinos en 2002.

Y la cuarta el año pasado, como invitada a la mesa redonda “El Jazz y la Canción Popular”.

Con la excepción de esta última, a la que asistí a título personal, el resto formó parte de las actividades que realizaba el Jazz Club como proyecto cultural. Por supuesto que por ninguna se cobró un solo peso (salvo el magro porcentaje que se obtenía en Konex por Jazz y Vinos: más o menos $20 promedio por concierto).

En la edición 2008 no me ha tocado participar. Sólo recibí una invitación general y masiva a la conferencia de prensa. Una duda feroz me asalta: ¿habrá alguna razón para ello? Digo, porque el Festival se ha propuesto abrir un espacio “para la reflexión sociológica, histórica y crítica”, con la exposición del “pensamiento alrededor del jazz”, según reza la página web del festival.

Pongámosle que haber trabajado diez años en el circuito jazzístico porteño no es suficiente, ni haber presentado y/o publicado más de una decena de trabajos académicos sobre jazz, el jazz argentino y la música independiente. Como parece no serlo tampoco el haber desarrollado una tesis sobre el jazz argentino, cuyos resultados fueron llevados como material pedagógico a un diplomado universitario en Chile y como ponencia en un congreso internacional de estudios en música popular. Ni tampoco estar trabajando en una nueva investigación sobre lo afro en el jazz argentino, temática que está presente de alguna manera en el Festival debido a, entre otras cosas, la presencia de Randy Weston.

Puede que todo ésto no alcance, porque se me hace difícil creer entonces que los motivos sean personales. No veo qué inconvenientes podría tener con esta servidora el director artístico del festival, Adrián Iaies, ya que allá lejos y hace tiempo su primer disco solista “Nostalgias y otros vicios” fue presentado en el Jazz Club, tras un ciclo mensual de conciertos realizado entre marzo y diciembre de 1998, en la época en que Notorious (el otro boliche de entonces) sólo programaba artistas de mayor edad y reconocimiento y los músicos de jazz -por falta de público- no tocaban en teatros. Menos que menos pudo haber quedado algún encono tras las divergencias que surgieron en el debate al que nos convocó el programa Radiomontaje, en septiembre de 2005, en donde se debatieron algunas cosillas sobre el circuito del jazz, los boliches y los músicos de jazz argentino.

¿Los motivos serán políticos, entonces, públicas que fueron y son mis críticas a la gestión de los actuales funcionarios del Secretario de Cultura Hernán Lombardi, heredados de la gestión de Darío Lopérfido?

O, como última alternativa, ¿serán aquéllos ideológicos, teóricos, tal vez? No, no puede ser ésto, si tenemos en cuenta que la pluralidad no sólo es deseable, sino que además constituye un imperativo de la gestión cultural en una sociedad democrática.

Entonces, descartado todo lo demás, seguro que se trata de un olvido involuntario, un traspapeleo, un acto fallido. Un no tomar en cuenta, un no ver, un olvidar. O tal vez una decisión, porque sí, porque ya estuve, o porque no tengo nada que aportar. Eso sí, me gustaría aclarar la duda, dejar a mi paranoia sin argumentos.

Esta edición me la perdí, pero en dos años -cuando sea el próximo festival- me convocan, seguro. Qué fortuna.

PD de dos días después: en La Razón del miércoles Iaies anunció que en diciembre de 2009 se va a realizar una edición dedicada a lo local, en tanto el festival internacional será cada dos años. Hecha la aclaración.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sobre el Jazz Club y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

26 Responses to Este año no estoy en el festival de jazz (y me pregunto por qué)

  1. pablo dice:

    querida Berenice,es una vieja costumbre porteña. lo tuyo es mio y lo mio es mio…. a lo mejor debieramos dedicarnos a la cumbia

  2. Disculpe la pregunta desorientada. Hace unos quince días, el viernes 3 de octubre, Ud. realizó una ponencia sobre el “Jazz y cultura de elites” en el marco del Congreso Internacional Artes en Cruce, a la cual no pude asistir por cuestiones laborales. Ahora, debido a este post suyo, puedo apreciar mejor que se dedica a la musicología y el jazz parece ser uno de los temas a los que mayor estudio ha dedicado. La pregunta entonces: ¿será posible leer una copia de los trabajos que ha expuesto? ¿Están dichos trabajos accesibles desde la red? Muchas Gracias,
    Agustín Saravia.

  3. Manuel Fraga dice:

    Hola, Berenice:
    Recibí tu comentario y lo leí con atención.
    Entiendo cómo podés sentirte, pero permitime complementar tus palabras con algunas reflexiones.

    Haber participado en cuatro de los seis festivales es en sí un éxito, sobre todo teniendo en cuenta que los organizadores han tenido siempre la ridícula idea de no repetir músicos.

    En relación a esto, por supuesto sabrás que hay excelentes músicos que jamás han sido convocados para ninguna de las ediciones. Esto sí es grave, y es sobre lo que deberíamos llamar la atención. Que alguien haya participado alguna vez no debe creer que existe la obligación de llamarlo siempre. Y con todo respeto me permito decirte que habiendo participado en cuatro de las seis veces, me parece que ya es un mérito que no debería generar ningún malestar o protesta.

    Creo sinceramente que esto es lo que interpretará cualquiera que lea tu comentario.

    Yo no participé jamás en ninguna de las ediciones anteriores, habiendo recibido a lo largo de mi carrera premios incluso en festivales de jazz en USA. Y si estoy en esta edición 2008, es porque Carlos Inzillo me convocó.

    En tu lugar no me quejaría, después de haber sido parte de nada menos que cuatro ediciones.

    Pensá si no hay músicos de jazz que se merecen el respeto del público y de sus colegas que nunca fueron convocados para tocar en tu legendario Jazz Club en La Plaza. Yo no recuerdo haber sido convocado en la mejor etapa del Club. Sólo una vez ya cerca del final, cuando creo recordar que vos ya no estabas.

    Y esto jamás generó ningún tipo de quejas o protestas, porque vos (como cualquiera)tenés todo el derecho de convocar a quien quieras, y no sería correcto que ningún músico que no haya participado haga ningún comentario.

    Es como si yo escribiera un comentario similar porque jamás nadie escribió una nota, crítica o comentario en Jazz Club Argentina sobre nada de lo que hice en mis 32 años de carrera profesional.

    Haber participado cuatro veces me parece mucho mejor que haber sido completamente ignorado, y te repito que esto no es una queja, sino una observación absolutamente objetiva.

    Espero que lo que escribí se interprete como constructivo y respetuoso, impulsado por la admiración que los músicos tenemos por todos aquellos que luchan a diario para mantener encendida la llama de la música.

    Te mando un beso y mucha suerte.

    Manuel Fraga.

    • Hola Manuel , ante todo mis respetos y admiración, Us ted tiene alguna explicación por la no presencia de Escalandrum en el Festival? No deben ser importantes , bni trascendentes , ni creaticos , no existen tal vez….la sarten por el mango y el mango también

      respetuosamente

  4. Berenice:
    Lamento que no formes parte de este Festival, sin duda podrías hacer un importante aporte.
    Los mejores deseos, como siempre,

    Federico

  5. Gracias a quienes dejaron sus comentarios, y quisiera dirigirme a Manuel en particular.
    Estimado Manuel:
    Gracias por preocuparte en dejarme tu opinión. La valoro muchísimo, porque conozco tu trayectoria y calidad artística. Pero por favor dejame precisar una cosa. Mis primeras tres participaciones en el festival no fueron producto de una convocatoria, más bien lo contrario, como Jazz Club nos acercamos a proponer y aportar nuestro trabajo gratuitamente. La última sí, me llamó el Sr. Leandro Donozo para participar de un mesa redonda.
    Disiento con vos en algunas cosas. No es lo mismo un boliche pequeño que el Estado, la Secretaría de Cultura o un festival gubernamental. Los recursos, las obligaciones, las responsabilidades y los derechos son otros. La propiedad de las cosas también, que en el primer caso es particular, y en el segundo, de la sociedad en su conjunto.
    Y desde un punto de vista personal, no quiero dejar de aclararte que si en el Jazz Club no te convoqué antes fue porque no te conocía (el que me habló de vos fue Diego Lutteral). Es verdad que empezaste casi al final, pero yo estuve hasta el último día.
    Y por último, no cuestiono a quienes participan, todo el mundo sabe lo difícil que son las cosas, sobre todo en esta música. Sólo me permito preguntarme por ciertas razones, ciertas formas, determinada manera de hacer las cosas que de tan obvias, siempre permanecen en la nebulosa. Y estoy en todo mi derecho. Nada más.

  6. Hola Bere !!
    Estoy leyendo el comentario referente a el festival de jazz. en realidad si yo tuviese que hablar sobre mi persona , y quien soy , alimentaria la pelotudez de varios individuos , masculinos y femeninos que manejan los eventos y, o medios . Los amiguismos , besos y otros menesteres …, solo reflejan la corrupcion que vivimos en este pais .
    cuanto me averguenzo de este presente rodeado de tantos mediocres mother fuckers . creo que mi curriculum me da autoridad para expresarme de esta manera .
    Estos individuos ni han tenido la curiosidad de escuchar lo que con tanto amor estamos haciendo en jazz & pop . excepto el criticado Pradines y el nano Herrera.
    todos los lunes , Musso, florez, Carmona, linberg, Sucheras , Canosa , Barbi Martinez yo tratando de que se nos escuche . Pero que vas a esperar de estos imbeciles del audio . No te calientes .
    Mi madre , que seguramente esta en paz en las alturas , gran pianista , muy culta y piola , una vez me dijo , rompiendo las barreras del catellano que compartiamos , nene : con la mierda no se hace dulce ……..
    Perdon por la palabrota .
    Bere, un fuerte abrazo , imeleame o llamame . si queres publicar esto , te doy permiso . si lo haces ,pon mi pagina , para que sepan bien quien carajo soy.
    Dont worry, be happy ….a pesar de todo

  7. Bondiurbano dice:

    Berenice, me llamó mucho la atención tu ausencia. Lo que no me llamó la atención fué la organización mitad-pública mitad-privada del festival. Parece que el management económico, como las sirenas, se está devorando la cultura de la ciudad. En fin…

    Ando perdido con Jazzero por temas personales (no puse ni una nota del festival!!) pero espero recuperar terreno pronto con el sitio. Te mando un beso afectuoso!

  8. Amigo Jazzero/Bondiurbano: da la casualidad que el mes próximo estoy presentando una ponencia en las V Jornadas de Investigación en Antropología (Fac. de Filosofía y Letras UBA) denominada “La Cultura Tutelada: gestión y políticas culturales de la música de la ciudad de Buenos Aires” (desde los noventa a la fecha)donde toco estos temas. Coincido completamente.
    Un gran abrazo y otro muy fuerte para Américo, un tremendo luchador.

  9. negra, bienvenida a la movida de prensa y representación independiente, en este mundo si no estas apañado por alguien no entras… por mas que hagas lo que hagas…
    suerte

  10. En realidad, mi idea no era tanto quejarme por mí sino dar mi opinión sobre cómo se hacen las cosas. No encontré mejor manera para hablar del asunto que refiriéndome a mí misma, ya que mal podría adjudicarme la representación de problemas ajenos. Sobre la política en general escribí un trabajo puntual.

  11. carlos dice:

    Tal vez simplemente la gente que asumió no te quiere, como otra tanto que aquí se expresa si.

    la gente que trabaja en cultura tiene amigos y otros no tanto, a veces sabiendo por qué no te quieren, a veces no.

    Tal vez, una recomendación es estar atento a cómo uno se comportó SIEMPRE, y saber que hasta la discusión en la radio tomando una postura te “condena”. Pero si tu discurso es sincero, es lo que pensás y es lo que defendés, entonces ni siquiera tiene justificativo este post tuyo con cierto “aire de lamento”.

    Ya se, existe el zapping, puedo cambiar de canal. Pero como esto es “público”, me tomo el atrevimiento de sumar una voz a la discusión.

    Arriba Fraga, arriba Bellotto y tantos otros maestros. Ojalá Iaies tenga en la manga guardado convocarlos en la edición “nacional” de 2009.

    Ah, chequeen en la programación de este año que tocó gente que nunca fue respetada por el “medio” del jazz y tuvo su oportunidad de mostrar que el jazz es mucho más que lo que “pradines” o quien sea vende.

    Por ej., la maestra Egle Martin. Por ej. poder verlo a Guillermo Klein (al fin se lo reconoce, tan merecido luego de su influencia para los que somos más jóvenes, como cuando lo hagan con Fraga o Belloto, tal vez no tan influyentes para los más jovencitos pero si fundamentales para el lugar al que llegamos hoy que es tener un jazz argentino) o esa rareza que es el Zoloka Trío de Marcelo Katz, siempre ninguneado por el “jazz”.

    Qué lindo que discutamos estas cosas, al menos por acá.

    Un beso a todos

  12. Pucha… me preguntaba qué clase de criterio es el que se basa en “a éste lo quiero”, “a éste no”. Y sí, lamento que se manejen así, si es el caso. No es serio. No es democrático. Es restrictivo. No hay forma de modificarlo: si no sos su amigo, tenés pocas posibilidades. Si les caíste mal, olvidate. Si pensás distinto, sonaste. Hmmm… ¿Qué estás argumentando, Carlos?

  13. carlos dice:

    pensás que no es así? te hago con bastante experiencia en el medio para saber que eso se llama “política”. Y sí, así es en el mundo “democrático”, capitalista, occidental, actual.

    Cómo cambiarlo? haciéndose cargo. esa era la idea de mi respuesta más arriba…

  14. Sí, por supuesto que pienso que es así. Si estamos de acuerdo ¿qué estamos discutiendo?

  15. Manuel Fraga dice:

    Por supuesto que estás en todo tu derecho, Berenice. Te repito que también tenés todo el derecho de promocionar a quien quieras en tu blog o de contratar a quien quieras en tu Club de Jazz. Y los músicos que jamás fuimos mencionados en tus blogs o páginas de promoción no tenemos ningún derecho a reclamar nada. Un privilegio que los mismos artistas no tenemos.

    Esto se llama, simplemente, “reglas del juego”. No le busquemos nombres complicados ni intenciones ocultas.

    Obviamente que no es lo mismo un boliche que el Estado, pero ahí tenés otra ventaja más. En tu Club o blogs tenés una oportunidad que el Estado no tiene: la de contratar y promocionar a un número infinitamente mayor de músicos que los que pueden ser convocados a un festival, por el sólo hecho de que un evento estatal puede durar unos pocos días, mientras que un club correctamente administrado funciona en promedio nada menos que 10 años.

    Te vuelvo a insistir: los organizadores de festivales o eventos similares también tienen el derecho de convocar o pedir la colaboración de quien crean conveniente, en función de los objetivos que se manejen en cada caso.

    En este festival que terminó el domingo pasado, con una convocatoria de público espectacular como no se recuerda en Buenos Aires, los organizadores (con quienes no me une ningún interés particular o personal) tuvieron la maravillosa idea de convocar artistas de todas las extracciones estilísticas del jazz, algo que no caracteriza justamente a la mayoría de los clubes de jazz. Ésa es la función del Estado: darles lugar a aquellos que no siempre son convocados por los “boliches”.

    Si los “boliches” convocaran a músicos de distintos estilos, su promedio de vida sería de 20 años por lo menos, sin mencionar el efecto multiplicador de público que esto generaría.

    Festivales como el que tuvimos la semana pasada generan una fuerza de crecimiento del público imposible de frenar, gracias a la cual todos nos beneficiamos, participemos o no.

    Mientras tanto, en Buenos Aires sigue habiendo la misma e insignificante cantidad de clubes y boliches de siempre, usualmente penando por subsistir en una ciudad de 3.000.000 de habitantes.

    Me pregunto: ¿la catarata de público que llenó todos los espacios del festival no les dice nada?

    Manuel Fraga.

  16. Manuel: creo entender por dónde viene la mano de tu posición, discusión que me parece lleva muchos años. No quiero responderte cosas que me decís puntualmente a mí porque el asunto se haría infinito (te voy a mandar un mail personal), aunque no quiero dejar de reiterar que pensar que un boliche tiene más ventajas que el Estado es un poco raro. Te propongo que transparentemos la cosa. Sinceramente no creo que el éxito de un boliche de jazz dependa sólo del estilo que ofrece en su programación. Hay un montón de factores, el contexto socioeconómico, la pericia comercial, el proyecto cultural, etc. etc. No sé cuánta gente concurrió a este festival, pero año tras año el número venía creciendo. También, en este caso, creo que el fenómeno responde a varios factores.
    De todas maneras, acá hay un espacio para opinar. Y te agradezco que lo hagas. Si algo nos está haciendo falta como sociedad es discutir las cuestiones que nos preocupan para mejorarlas, o directamente cambiarlas.

  17. Manuel Fraga dice:

    Berenice:
    Lamento que hayas interpretado que pueda estar dolido porque nunca me programaste o promocionaste en tus espacios. Eso es pensar “en chico”, olvidarse de los objetivos realmente importantes que deben guiar nuestros caminos.

    No “creas entender por dónde viene la mano de mi posición”: te dije en mi respuesta anterior que no hay que buscar cosas raras ni intenciones ocultas.

    Lo que yo quise hacer de la manera más diplomática posible fue hacerte ver que vos misma has hecho en estos años lo mismo que de pronto le criticás a los organizadores de este o cualquier festival: contratar y promocionar a quien vos quieras.

    Y esto es perfectamente lógico y correcto.

    Todavía espero un reconocimiento de parte tuya de esta cuestión.

    Cada una de las palabras que te escribí han sido y serán totalmente transparentes.

    Te cuento que la subsistencia económica que me ha brindado siempre la música (con la que mantengo una familia con cinco hijos) jamás dependió, afortunadamente, de tocar en ningún boliche, de manera que mal podría lamentar que Juan o Pepe no me hayan programado nunca.

    Es bueno que públicamente se sepa que lo que se gana en un show en un “boliche” a veces no alcanza para comprar 100 gramos de jamón cocido (perdón por el ejemplo gastronómico).

    Si realmente creés que el estilo de la programación de un club no es el factor más importante, honestamente lo lamento, porque justamente ése es el único factor que el propietario de un club puede manejar y controlar, y con el que puede hacer frente a todos los demás factores que mencionás, que son externos y por ende incontrolables.

    Los clubes y boliches más exitosos en cualquier parte del mundo siempre se han caracterizado por una programación abierta e inteligente. La “pericia comercial” muy poco puede hacer si lo que se ofrece no atrae al público. Pruebas de esto sobran.

    Como decía Sandrini: “Cuando el público te dice no, es no.”

    Tampoco te responderé ningún mail personal porque, como vos decís muy bien, debemos discutir públicamente, para que las demás personas tomen posición si así lo desean.

    Finalmente, lo que yo quise hacerte ver con respecto a la ventaja de un boliche en relación al Estado es, entre otras cosas, lo siguiente:

    Un festival “estatal” puede ofrecer trabajo a un puñado de artistas en unos pocos días.

    Punto.

    Pero cualquier club o boliche se beneficia por el efecto de arrastre que un evento público genera, y en 10 años de vida (alimentados por esos eventos que se producen con cierta regularidad) puede llegar a presentar un promedio de 15.000 shows, estableciendo una fuente de trabajo casi regular para un montón de artistas (y gracias a la cual se puede comprar un poco de jamón cocido).

    Besos,
    Manuel Fraga.

  18. Ok, Manuel. No es lo que vos dijiste. Hubieras empezado por ahí, querés que te reconozca algo que no comparto. Lo que sucede es que pensamos diferente. Entiendo que es derecho de todo ciudadano reclamarle al Estado lo que uno crea conveniente. En este caso, una convocatoria más abierta en un evento público, más aún si el responsable es un conocedor como Iaies, y todavía más si forma parte de un gobierno que a mi entender no tiene demasiada vocación cultural. Es mi opinión, Manuel, no puedo “reconocerte” otra cosa.
    Te envié un mail personal para seguir la discusión por otra vía, si tenías ganas. No me parece muy cortés no contestarme, ya que siempre he mantenido el respeto. Como quieras.
    Por mí no hay problema que sigas dejando comentarios.

  19. Amigos del jazzclub, les invito a mi show de jazz, tengo dos entradas sin cargo para ustedes.
    por favor, si van a venir confirmen con un email, sino pueden sera en otra oportunidad.
    Cualquiera de las dos fechas seran bienvenidos. UN abrazo. Marcelo yakko.

    8/11/08 en Taormina (ramon Falcon 165, Lomas de Zamora 23:30 hs)
    18/11/08 en “solo bajo bs as” a las 21:30 hs.

  20. Manuel Fraga dice:

    Tampoco entendemos lo mismo por “cortesía”…
    Vos quisiste personalizar el asunto, desviar el diálogo para el lado de que yo estaba molesto porque nunca me promocionaste o convocaste, y acusarme de descortés porque no te contesté el mail “por otra vía”, cuando efectivamente te lo contesté en forma pública, basado en lo que vos misma dijiste acerca de que lo que necesitamos en nuestro país es “discusión entre todos”. No veo nada irrespetuoso en esto.

    Por otro lado, ¿no quedó contundentemente claro que este festival fue el de la convocatoria más abierta de todos los que se hicieron…?

    Fue la primera vez que se le dio al público la oportunidad de apreciar todas las formas del jazz.

    ¿Por qué no seguimos trabajando mirando para adelante, cada uno haciendo lo mejor que sabe hacer?

    Y me despido con un mensaje a quienes lean esto y todavía no se hayan enterado:

    Muchachos, ¡el “Estado Papá” no existe más! Ya somos todos grandecitos, y lo que le tenemos que exigir a nuestros gobernantes es que administren bien nuestro dinero y promocionen la cultura lo mejor que puedan.

    El resto lo podemos hacer nosotros: sobran empresas privadas deseosas de apoyar económicamente la cultura.

    Sólo hay que abrir los ojos y tener “pericia comercial” para atraerlas.

    Manuel Fraga.

  21. NyGeL dice:

    Lo que más me dolió es que me acabo de enterar que este año no hay festival de jazz!!!

    Pucha, y con lo bueno que había sido el de 2007, estos tipos se dan el lujo de arruinarlo el año pasado y encima ni siquiera programan para 2009.

  22. NyGeL dice:

    El fesitval, desde que asumió el macrismo, iba a ser bianual.

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=972550

    Aunque ahora, mientras buscaba confirmar eso, de lo cual estaba seguro, ya que había entrevistado a Iaies, parece que este año se realiza igual.

    http://www.buenosairesjazz.gov.ar/

    • Desde que te respondí en el comentario anterior supe de algunos grupos que están programados para la edición de este año. Se supone que se va a realizar los primeros días de diciembre, pero es toda la información que tengo. Saludos!

  23. NyGeL dice:

    Vendrá algun groso de afuera?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s